Rodaje: «The promise»

El rodaje en Calomarde de una escena de la película ‘The Promise’, una superproducción de Hollywood protagonizada por Christian Bale y ambientada en los últimos tiempos del Imperio Otomano, comportó este viernes un aparatoso despliegue de medios humanos y materiales en medio de un hermetismo total respecto a las interioridades de la filmación. Trescientas personas trabajaron durante toda la jornada coordinadas por la productora Babieka en el cañón de Los Arcos, que sirvió de decorado natural para un pasaje interpretado por el actor Óscar Isaac.

Grupos de curiosos se acercaron durante toda la jornada a la entrada del barranco de Los Arcos sin poder acceder al lugar del rodaje debido a la presencia de un vigilante que impedía el paso al personal ajeno a la productora. En el hipotético caso de que alguien hubiera superado el primer control, otros dos puntos de vigilancia se interponían entre el intruso y el escenario del rodaje.

Las mismas trabas se encontraron los visitantes del extenso campamento montado a las afueras del pueblo, que incluía una gran carpa, once camiones, 10 caravanas y una veintena de otros vehículos. Los integrantes del equipo de rodaje cuadruplican el censo de Calomarde, de 84 habitantes. Una vecina dijo sentirse «desbordada» por el despliegue de medios. Los trabajos continuarán este sábado y durante los próximos días en Albarracín, a donde se trasladará todo el operativo.

Aunque ayer el equipo actoral estuvo formado por un pequeño grupo de intérpretes, en los próximos días el plantel se ampliará notablemente e incluirá 400 extras contratados en la sierra de Albarracín y Teruel. Una excursionista, Maricarmen Royuela, destacó el efecto revitalizador del rodaje en una comarca como la de Albarracín, con pueblos «que se quedan muertos en invierno».

Los alcaldes de las localidades que servirán de escenario se mostraron encantados con una película que les aportará una imprevista promoción mundial. El alcalde de Calomarde, Andrés Hernández, está convencido de que la ambientación de una de las escenas del filme en la localidad «tendrá impacto económico a la larga». El equipo de filmación se ha comprometido, además, a compensar por las molestias causadas con un spot promocional de los principales recursos turísticos del pueblo, la cascada Batida y el cañón de Los Arcos, para su difusión por las redes sociales. Hernández explicó que el Ayuntamiento ha colaborado con el proyecto facilitando trámites y gestiones. La productora se compromete a desmontar las cabañas y los corrales levantados como decorado para devolver al barranco su aspecto original.

Scroll al inicio